Acción

Uno de los pasos que más nos cuesta hacer en el cambio es ponernos en acción. Sabemos lo que queremos, sabemos que nos tenemos que comprometer con nosotros mismos, pero siempre hay alguna duda, algún miedo o impedimento para dar un paso adelante.

Leemos, pensamos, vamos a cursos, analizamos, escribimos, pensamos otra vez y otra, vamos a otro curso pero no se producen cambios en nuestra vida. Nos quedamos con las ideas, pero nos olvidamos de comprometernos, de ponernos objetivos, de establecer las acciones y de tomar la decisión de empezar.

En el coaching esto es algo que está muy presente. El coaching no tiene sentido sin acción. Al iniciar un proceso de coaching el cliente tiene unos objetivos que quiere alcanzar y durante el proceso de coaching el cliente va realizando acciones que hacen que vaya transformándose y transformando su vida.

 Acción y coaching

La acción nos ayuda a que se produzcan cambios reales en nuestra vida y a conseguir los objetivos que deseamos. Además al empezar a actuar, el sistema también se mueve y empiezan a surgir cosas nuevas, oportunidades y sincronicidades que quizás no esperábamos. La acción trae cambios y más acción.

Y en la acción no podemos olvidarnos de quiénes somos. ¿Desde dónde estoy actuando? ¿Quién quiero ser? En el proceso de coaching trabajamos con el Ser del cliente, de forma que las acciones se eligen de forma consciente y van alineadas con quién es el cliente, con sus valores.

Así que te invito a que te pongas en acción con los siguientes pasos:

               Lista de objetivos: Márcate objetivos y fechas en diferentes ámbitos de tu vida. Hazlo de forma consciente y equilibrando los diferentes ámbitos de tu vida (familia, trabajo, amigos, entorno, salud) y sin olvidar quién quieres ser durante este proceso y quién serás cuando consigas el objetivo.

 

               Acciones: Da un paso más y concreta qué acciones tienes que empezar a hacer para llegar a tus objetivos y cuando las vas a hacer. Esto a veces es un paso difícil, pero es necesario  para que se empiecen a producir cambios. Habrá acciones diarias, que tienes que instaurar a diario como un hábito y otras acciones que tendrán otra periodicidad. Habrá acciones inmediatas y concretas y otras a realizar medio plazo.

 

               Responsabilidad: Hazte responsable de tu acción o inacción, revisa cada cierto tiempo si estás haciendo las acciones que te has propuesto y haz una reflexión sobre esto ¿De qué te das cuenta?

 

               Revisión y redefinición de acciones u objetivos: Quizás has de modificar o replantear alguna acción para algún objetivo o incluso es posible que se redefina algún objetivo o que aparezcan nuevos. En este paso te puedes hacer estas preguntas: ¿me están acercando estos objetivos y acciones a quién quiero ser? ¿Qué es lo que realmente necesito?

Así que mi invitación es a que te pongas en marcha con consciencia de los objetivos que te estás proponiendo y siendo consciente de quién vas a ser en el proceso y quién vas a ser cuando consigas tu objetivo.

Te invito a caminar con foco, te invito a que lo que hagas en tu vida tenga sentido para ti y te acerque a tu propósito de vida, te acerque a lo que es importante para ti y a quién quieres Ser. Recuerda que tú puedes.

Disfrutar camino

Y querida lectora, querido lector, recuerda disfrutar del camino.

4 opiniones en “Acción”

  1. Así es, al estar en acción vas avanzando paso tras paso y las cosas suceden, las puertas se abren y puede que en ese camino aparezca un desvío inesperado que te lleva a otra cosa diferente pero mucho mejor. Don´t stop baby!!
    Adelaida me ayudó mucho como coach en mi proceso de cambio y siempre le estaré agradecida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *