Dejarse llevar

“Déjate llevar por la vida, la vida te guía” Este mensaje con esta o con palabras parecidas lo oímos constantemente en el movimiento actual de desarrollo personal. Y parece fácil, es simplemente dejar que la vida fluya y que aceptemos los acontecimientos que nos llegan y actuemos de manera consciente y escuchando nuestro sentir.  Pero la realidad es que este dejarse llevar no es fácil por diferentes motivos. Uno de ellos podría ser la desconexión que tenemos con nosotros mismos.

Vivimos completamente en la cabeza, dándole vueltas a todo, nuestra cabeza está llena de pensamientos, con cosas que queremos hacer porque pensamos que necesitamos hacerlas para llenar nuestra vida, con preocupaciones de cosas que sólo están en nuestra mente, con juicios sobre nosotros y sobre los demás, pensamientos sobre lo que debería ser y no es. Un sinfín de pensamientos que nos inundan y no nos dejan conectar con nosotros mismos, con lo que realmente necesitamos y con el camino que podemos seguir.

Y confundidos y desconectados andamos de lado a lado sin un rumbo claro, perdiendo el tiempo o anestesiándonos con las redes sociales o la televisión o quedando enganchados en las redes del trabajo. ¿Y qué podemos hacer para parar nuestros pensamientos, bajar el ritmo y sentirnos más conectados para fluir en la vida y dejarnos llevar?

Actualmente tenemos un montón de recursos que nos permiten trabajar el cuerpo y la mente. A mí me ayuda la práctica diaria de la meditación, me permite estar más consciente de cómo me siento, más serena, no reaccionar con sufrimiento ante las cosas que ocurren y estar en el día a día con otro ritmo, a una velocidad normal.

Así que te animo querido lector, a que busques de qué forma puedes estar más conectado contigo y que lo compartas con nosotros. Hay mucha gente que utiliza el ejercicio físico para soltar tensión, liberarse, sentir el cuerpo, hacer fluir la energía y me hace reflexionar si con eso tenemos suficiente o si también necesitamos complementarlo con meditación para estar más conectados con nuestro Ser.

Así que como siempre, espero vuestros comentarios y reflexiones que tanto me llenan. ¿Fluyes con la vida?

Muchas gracias.

2 opiniones en “Dejarse llevar”

  1. Me da mucha paz observar los arboles del exterior mientras desayuno.. Su aspecto cambia con cada época del año. Me gusta verlos mecerse con el aire. Sincronizo mi respiracion con la suya. De este modo tan sencillo me conecto con el aqui y ahora.

  2. Hola Ade,
    Creo que el deporte es bueno para liberar tensiones, de hecho muy bueno, pero no creo que con ello solo, podamos canalizar la energía.
    Estoy contigo, sin momentos de silencio, observación o meditación, es muy difícil elevar la consciencia y conectar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *