Eres fuerte y valiente

¿Qué te parece la idea de vivir la vida que deseas? …

Lo primero que puedes pensar ante esta idea, es que sí que es posible, luego empezarás a pensar que no, que no puedes. Y lo más seguro es que pienses que tus circunstancias no te lo permiten y que quizás cuando esto mejore podré hacerlo o que quizás cuando acabe esto que he empezado podría intentarlo. Pero siempre pensamos que hay algo que está fuera que nos dice que no, que no va a ser posible, al fin y al cabo no estoy tan mal, puedo dar gracias de lo que tengo. Y ahí nos quedaremos, quizás vivos o quizás medio muertos, quizás con luz o quizás apagados, esperando a que algo ocurra fuera de nosotros, a que algo se mueva fuera de nosotros y entonces movernos al mismo ritmo, para no desequilibrarlo demasiado ni salir de nuestra zona de comodidad.

Y qué te parecería que te dijera que eres fuerte y valiente…

Lo primero que puedes pensar es: “Claro que lo soy”, pero luego la idea empezará a caer y quedará diluida en una suave sombra y te volverás a apagar.

Así que te invito a recordar momentos en tu vida donde has sido valiente y fuerte, seguro que hay muchos más de los que imaginas, date unos minutos antes de seguir leyendo para encontrar alguno de esos momentos. Y cuando lo tengas obsérvalo y obsérvate, ¿qué sentiste en esos momentos? ¿cómo respirabas? ¿en qué parte de tu cuerpo sentías la valentía y la fuerza? ¿cómo era esa energía? ¿qué sentías en tu corazón?

Y estas sensaciones que estás trayendo ahora al presente las puedes utilizar ahora mismo en tu vida. Al conectar con la valentía y la fuerza del pasado estás sintiéndolas ahora mismo, y este es el momento de preguntarte, ¿cómo puedo utilizar esta valentía y esta fuerza que estoy sintiendo ahora mismo para actuar sobre mis circunstancias y vivir la vida que deseo?

Es posible que no se te ocurra ninguna idea al principio, pero si sigues conectado vendrá alguna respuesta. Quizás con tu valentía puedes aceptar y encarar las situaciones que estás viviendo y quizás con tu fuerza y con tu compasión puedas darle una mirada diferente. Quizás puedas hacer algún aprendizaje de lo que ocurre, conocerte mejor. O quizás puedas observar y darte cuenta de qué cosas de tu vida que no estás atendiendo y son importantes para ti.

Hoy te invito a reflexionar sobre esto, ¿dónde has guardado tu valentía y tu fuerza? ¿Dónde las estás poniendo, quizás en esforzarte? ¿Dónde las podrías poner para que te acercasen más a vivir la vida que deseas?

Querida lectora, querido lector eres fuerte y valiente.

5 opiniones en “Eres fuerte y valiente”

  1. ¡Hola Ade!
    Acabo de leer tu publicación. Entiendo que das por hecho que muchos lectores no llevamos la vida que deseamos. Estaría bien que te dirijas a aquellos que estamos viviendo como tenemos ganas.
    Te mando un abrazo.
    P.d: ¿ terminaste con : El monje que vendió su Ferrari?

    1. Gracias Ariel, sí me gustaría escribir para los que saben cómo quieren vivir y se lo permiten. Estoy en el camino de permitírmelo yo también, deshaciendo mis límites mentales para que sea posible. Y enhorabuena por tu valentía en conseguirlo.
      P.D.: No he terminado aún el libro, lo leo de vez en cuando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *