Por dónde empiezo

Hoy continúo con el tema del cambio que abrí la semana pasada. Una vez decides que quieres hacer cambios en algún aspecto de tu vida te puedes encontrar con la duda de por dónde empezar.

Las preguntas serán muchas, ¿Qué puedo empezar a hacer? ¿Cómo puedo encajar las cosas nuevas con lo que ya estoy haciendo? ¿Tengo que dejar algo? ¿Qué pasa si no sale bien? A veces responder estas preguntas es más fácil si vas acompañado de un coach pero también puedes ir contestándolas si conectas con lo que quieres para ti y para tu vida, si conectas con tus valores y con quién quieres ser.

Y estas son algunas de las cosas que puedes empezar a hacer:

  • Revisa qué hábitos puedes sustituir o que nuevos hábitos puedes introducir en tu día a día. Tenemos patrones y creencias que van a querer mantenernos en nuestra zona de confort, así que vas a tener que ser valiente para ir haciendo pequeñas modificaciones.
  • Resérvate al menos un momento al día donde puedas estar solo y puedas conectar contigo. Esto te va a permitir parar tu mente y también reflexionar acerca de cómo te sientes, qué necesitas. Te ayudará a conocerte mejor y participar de manera mas consciente en el cambio por el que estás apostando.
  • Reconoce las diferentes energías que tienes y con qué energía necesitas conectarte para mantenerte en el cambio. Quizás necesitas conectar con tu energía más compasiva si en algún momento algo no sale como esperabas, o conectar con una energía más apasionada para hacer las cosas con entusiasmo, o con una energía más centrada para conectar con la paciencia.
  • Abre tu mente a nuevas posibilidades. Hay muchas formas de ver las cosas y todas pueden ser buenas. Busca la forma que menos te haga sufrir y que además te sirva para avanzar.

Y lo más importante es que te permitas tiempo para reflexionar, para cuestionarte qué funciona, para preguntarte cómo te sientes con el cambio, pues lo más probable es que este cambio nos traiga nuevas limitaciones y creencias que desconocemos y que tendrás que seguir trabajando.

Así que te felicito si ya estás en este camino, si has decidido hacerlo o si te lo estás pensando. Te doy la enhorabuena por tu valentía y por apostar por ti.

En el post Date Permiso hablo de los factores que necesitamos para que se produzcan cambios en nuestras vidas y me gustaría resaltarlos de nuevo: Autoconocimiento y consciencia, Valentía, Paciencia y Perseverancia.

Y te invito a que no te rindas, continúa, eres valiente, hay momentos en los que podemos decaer, pero detrás de ese bache en el camino también hay un aprendizaje. Continúa conociendo cada vez más cosas sobre ti, se paciente contigo y de vez en cuando date la vuelta y mira el camino recorrido.

Querida lectora, querido lector, Continúa caminando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *