Vivo mi vida

Desde hace un tiempo, en la medida de mis posibilidades, intento ser consciente de cómo me siento y si puedo, elegir cómo vivo las cosas que me pasan, cómo vivo mi vida. Estuve hace unos días escribiendo para el blog y las palabras que me surgieron era que yo estaba “dirigiendo mi vida” no en cuanto a las cosas que me pasan sino a cómo las vivo y cómo las interpreto. Y parecía muy segura de que estaba en ese camino, que una vez ha ocurrido un suceso y han surgido en mí una serie de emociones, puedo elegir cómo quiero vivirlo después.

Pero había algo que no me acababa de gustar en lo que había escrito y no llegué a publicarlo. Y entonces ocurrieron un par de cosas que me hicieron darme cuenta que no podía controlar cómo me tenía que sentir con las cosas que vivimos en el día a día.

¿Y cuál es entonces mi reflexión de hoy? Pues que no se trata de tenerlo todo controlado, de decidir cómo me quiero sentir con algo, de convencerme de que tengo que estar bien o mal. Se trata simplemente de vivir la vida y de vivir todo lo que me ocurre y me pasa. Y sentirme, saber escucharme para comprenderme, comprender lo que siento y perdonarme.

Perdonarme sin juzgarme por lo que siento, porque lo que siento está condicionado por mis creencias, por mis mochilas, y perdonar también al otro si ha sido una acción de otra persona lo que ha hecho que me disguste. Perdonar, porque el otro es igual que yo, un Ser con sus creencias, sus condicionamientos y sus mochilas.

Y cuando dejo de juzgarme y de juzgar al otro y comprendo mi reacción y la suya, entonces es cuando puedo aceptarlo.

Hace un mes estuve en un taller de Teatro y Consciencia impartido por Anna Sabaté y nos hablaba de que debíamos estar vulnerables, que para vivir la vida debíamos estar abiertos a  sentirla. Para mí el camino para mostrarme vulnerable es estar conectada conmigo y cada uno tenemos que buscar nuestra propia forma de estar conectados. Yo estoy en ese camino de sentir, de escucharme y conocerme, de comprenderme y aceptarme, porque quiero vivir mi vida.

Así que te invito mi querida lectora, mi querido lector, a hablar, a reír, a llorar, a amar, a odiar o a gritar. Y también a perdonar y a aceptar. Te invito a vivir tu vida.

5 opiniones en “Vivo mi vida”

  1. Como me ha gustado tu post de hoy!!!. Lo voy a leer varias veces porque tiene miga… y lo recirculo porque será de gran ayuda para muchos..
    Ade, que orgullosa estoy de ti..

  2. Muy buena reflexión! Tenemos que tener un equilibrio entre dejarnos llevar por nuestros seguimientos y saber llevarlos cuando se puede!!!
    Me encanta Ade!!!
    Muacksss

  3. Ade, me gusta lo de vivir la vida y vivir todo lo que me ocurre y me pasa, sin juzgarlo ni juzgarme!!
    Aprender que lo que me ocurre en cada momento es lo que debo vivir tal y como es, ACEPTÁNDOLO y no pretendiendo que sea como yo hubiera imaginado o idealizado…
    Mil gracias por tus reflexiones!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *